Buscar este blog

lunes, 23 de agosto de 2010

Las cosas que he tenido que entrever

Las cosas que he tenido que entrever
no tienen ningún nombre ni apellido,
tan sólo tienen sombras de un olvido
que calla los secretos del ayer.

No puedo ya dejar de resolver
los traumas que trajeron lo prohibido
ni puedo ya encontrar lo que he perdido
tratando; en esta vida, de entender.

¿Quién juzga sin temor a ser juzgado?
¡Acaso existe alguien sin pecado!
Lo dudo, yo lo dudo y lo reniego.

Y vamos; seré ingenuo, mas no ciego:
he visto tantas cosas acaecer
que a nada ya yo dejo de creer…

No hay comentarios:

Publicar un comentario